lunes, 25 de abril de 2016

EXPOSICIÓN "EL GENI CULINARIO" - EL HOMBRE HABILIS SE HIZO SAPIENS GRACIAS A LA COMIDA



El pasado Miércoles, un grupo de bloggers fuimos invitados, en segunda convocatoria, a ver la exposición “El Geni Culinario” (el genio culinario) en el Museo Arqueológico de Catalunya, el MAC, todo ellos gracias y a través de las gestiones de Laura Solanilla. Gracias!
 
Todos sabemos que a través de las ruinas arqueológicas se han podido deducir muchas cosas de la alimentación en la antigüedad; ánforas de aceite de oliva ó vino en barcos hundidos en el Mediterráneo desde muy antiguo o ciertos tipos de cereales.. pero en fin, yo no soy una experta y tampoco conozco muchos datos al respecto.
 
Pero en esta exposición, más que centrarse en los restos, que sí lo hace, se muestra la importancia que éstos han tenido en la evolución del hombre como tal y en segundo lugar, cómo la cocina más moderna y contemporánea está basada en descubrimientos/inicios que sucedieron en este periodo.


rallador, plato de pescado, evolución de un hueso de pollo a un concentrado, Lluís García Petit
 
Lluís García Petit, licenciado en Geografía e Historia, arqueólogo y consultor de patrimonio nacional, comisario de la exposición fue nuestro guía de la misma.  Lluís es calmado y tranquilo en sus exposiciones, así que fuimos siguiendo la misma relajádamente pero con interés en sus interesantes aportaciones. 
 
El homo habilis se hizo sapiens gracias a la comida”, es decir, a los grandes pasos que se dieron y que cambiaron el rumbo de la vida de ese ser que estaba formándose.
 
Avances como el fuego hicieron que la comida no tuviese que ser cruda, y eso hizo que al no ser consumida inmediatamente y de forma rudimentaria (con la única ayuda de nuestros dientes), se pasara a “construir” útiles, como cubiertos y vasos, cuchillos,  y que la vida del hombre, cuya esperanza de vida era de unos 35 años, pudiera ampliarse. Ya no se moría de hambre al perder la dentadura, surgió la comida líquida, la cerámica, los primeros pucheros, el hervir el agua con métodos como el uso de piedras calentadas en el fuego. Y está claro que los nuevos nutrientes fueron importantes en los pasos evolutivos.
 
 
 
Datos como saber que ya existían yacimientos de sal en el Neolítico (Cardona y Gerri de la Sal),  que la miel ya se recolectaba  de muy antigo, Lluis nos habló de un sistema de hilos ó cuerdas que curiosamente en algunos lugares, como Nepal,  sigue practicándose.  Que el jamón se salaba desde al menos hace 2.500 años en Austria, en un yacimiento de Hallstatt,  y en Catalunya hace unos 2.200 a los romanos ya les gustaba (no te digo!).
 
Hay incluso documentado en la exposición un primer festín, entendiéndose como tal una reunión de personas comiendo juntas y siguiendo un cierto protocolo. El uso y evolución de los animales en la cadena alimenticia, como el pollo, colocado graciosamente en la exposición, al marcar la evolución de su ingesta hasta nuestros días, con la representación de un brick de caldo de pollo ANETO. 
 
Qué tras la innovación de moler los cereales, con rudimentarios metates, y descubrir su almacenaje, eso llevó también a las primeras “caries”, pues algunas piedrecitas sueltas y pequeñas, hacían que se desgastaran los dientes. 
 
Tampoco os lo quiero contar todo…. Id a verla. Os sorprenderá.
 
 
MUSEO ARQUEOLOGICO DE CATALUNYA
Hasta el 26-6-2016
Paseo de Santa Madrona, 39-41. Parque de Montjuïc
Barcelona

 

Printfriendly